Convierte tu página web en una herramienta de ventas

Puede ser que tu negocio no sea un producto de primera necesidad y la venta no sea constante, entre más especializado es lo que ofreces, mayor el tiempo de conversión.

Cuando el tiempo comienza a consumir los recursos, durante la espera y nos imposibilita a invertir en otros productos o servicios que no creemos esenciales (esto es una cadena).

Toma en cuenta lo siguiente:

  1. Tener claro lo que quieres que haga tu página por ti.
  2. Piensa en que busca tu cliente, ponte en sus zapatos.
  3. Considera varias formas de contacto, teléfono, WhatsApp, chat, correo, etc.
  4. No te preocupes porque la competencia te quiera copiar, crea diferenciadores.
  5. El diseño de tu página debe ser fresca, clara y fácil de navegar.
  6. Asegúrate de tener un blog y aliméntalo.

Contáctanos